lunes, 26 de septiembre de 2011

Hemos perdido un gigante gaseoso

Un estudio publicado en arXiv.org indica que las simulaciones realizadas sobre la formación del Sistema Solar arrojan un interesante resultado: es muy improbable que originalmente se formaran sólo cuatro planetas rocosos y cuatro gigantes gaseosos y que consiguiéramos alcanzar la situación de equilibrio actual. Lo más probable, señala el estudio, que ha consistido en miles de simulaciones informáticas, es que inicialmente se formara un quinto planeta gaseoso, que por alguna carambola cósmica, acabó saliendo de su órbita para perderse fuera del sistema.

Las simulaciones mostraron que en la mayoría de las ocasiones, los planetas gaseosos acababan destruyéndose unos a otros (vía resonancias orbitales, que los acababan sacando de sus sitios), y que en las veces donde no era así, los mal parados eran los planetas rocosos interiores.

El quinto gaseoso, del tamaño de Urano o Neptuno, habría empezado orbitando junto a los demás, pero un encuentro demasiado cercano con Júpiter lo habría catapultado fuera del sistema. Recientes hallazgos de planetas que vagan solos, sin orbitar una estrella, parecen indicar que la expulsión de estos astros de sus respectivas órbitas de formación podrían no ser del todo improbables.


Fuente: PhysOrg.com, pero me enteré en este blog.

PD: sí, es una foto de Júpiter retocada ligeramente de color e invertida.

1 comentario:

  1. Me gusta Júpite con su color original, pero este verde le sienta bien!;)

    ResponderEliminar

Archivo del blog